Las placas de inducción vitrocerámicas en los últimos tiempos están siendo publicitada como un electrodoméstico innovador, seguro para la salud y hasta ecológico, ¡pero eso no es así!

Placas de inducción y salud en el embarazo Hace varias décadas que se puede cocinas con la electricidad, las primeras cocinas eléctricas eran simples resistencias eléctricas alojadas en un bloque de hierro forjado que transferían el calor a las sartenes por contacto directo, lo que se conocen también como hornillos eléctrico.

Sucesivamente se desarrollaron las placas de vitrocerámicas, mas rápidas en calentar porque además que transferir el calor a la sartén por contacto (conducción térmica) también los hacen por radiación infrarroja, su corazón es una resistencia especial, algo entremedio entre una resistencia y una bombilla que le permite disipar energía de esas dos forma, las ventaja sobre su antecesor son importante porque tenemos menos inercia térmica y mas capacidad de transferencia de energía.

Estos dos tipos de placas de cocina son electrodomésticos pasivos que utilizan la corriente de red a 50 Hz para funcionar y por consecuencia el campo magnético que producen es de baja frecuencia, parecido a otros electrodomésticos como el secador de pelo por ejemplo.

Aun que los campos electromagnéticos de esas placas de cocina son bastante intensos, de la orden  de algún microT, difícilmente pueden llegar a producir desgarros en los tejidos humanos de manera inmediata, solo si estaremos expuestos algo de tiempo producirán problemas funcionales a nivel orgánico y celular, por esa razón aconsejamos a las embarazadas y a todos no quedarse pegados a esos electrodomésticos porque si bien el campo magnético que generan es de frecuencia relativamente baja es mejor tenerlo en cuenta que ignorarlo.

Cocinas electricas

A resistencia / vitrocerámica / inducción

Las placas de inducción funcionan de manera totalmente diferente a las cocinas eléctricas convencional, en su interior en vez de una resistencia eléctrica encontramos una grande bobina alimentada a frecuencia relativamente alta 50-70 KHz cerca de 1000 veces mas rápida en su oscilación de la normal corriente de red de 50 Hz, esta alta frecuencia es producida por un conversor especial ac/ac diseñado particularmente para cada modelo.

Mientras que en las cocinas eléctricas de resistencias y vitrocerámicas los campos electromagnéticos están bastantes confinados en el interior de sus resistencias, con las placas de inducción tenemos unos campos electromagnéticos de altas frecuencias hechos circular forzosamente por el espacio circundante, unos campos tan inductivos que además de calentar la sartén de metal pueden destruir los tejidos orgánicos de quien esta cerca de manera instantánea debido al efecto Foucault.

Si os gusta la física, en el enlace anterior podéis ver que el calentamiento que experimenta la sartén no es debido a una tecnología milagrosa y vanguardista solo es cuestión de un circuito magnético malo…

Bobinas placas de inducción

Detalles de las bobinas de las placas de inducción

La legislación europea en materia de protección frente a los campos electromagnéticos esta basada en los consejos del ICNIRP del 1998 que fijan como limites de exposición al publico general 87 V/m para el campo eléctrico y 6,25 microT para el campo magnético en el rango de frecuencias desde los 3 KHz a los 150 KHz, las placas de inducción trabajan en los 50 KHz por eso deberían de cumplir esa norma.

Me gustaría abrir una paréntesis sobre el ICNIRP; ese comité es privado y sus limites de “protección” contemplan solo los efectos térmicos y solo nos garantizan que no tendremos daños térmicos en los tejidos al cavo de 6 minutos de exposición a los campos electromagnéticos si respectamos esa norma, no garantiza nada que tenga ver con alteraciones bioquímica, fallos orgánicos, daños celulares y por lo general la salud.

Aun que esos limites térmicos ya no son seguros para la salud humana, usando normalmente las cocinas de inducción se pueden superar ampliamente, porque el campo magnético de alta frecuencia esta disparado por las bobinas hacia el exterior para poder alcanzar las sartenes y resulta que cuanto mas nos acercamos a la bobina de la placa de inducción mayor será el campo electromagnético, para evitar este problema de incumplimiento de los limites de “protección”, cosa que prohibiría la circulación de esos productos, se ha hecho una normativa de medición expresamente mirada para esconder esa contaminación electromagnética.

Medicion falsa placa de induccion IEC62233

Manera de medir corrupta de la normativa IEC62233

La normativa que se aplica para medir los campos electromagnéticos de las placas de inducción es la IEC62233 que prevé medir esos campos a una distancia de 30 cm desde el borde de la cocina, claramente nadie mientras cocina se queda alejado tanta distancia de los focos, resulta imposible mirar dentro la olla, por eso los valores reales de campos electromagnéticos a los que nos exponemos cuando usamos una cocina de inducción son mucho mas elevados de los considerados “seguros” (térmicos) por el ICNIRP en especial para las embarazadas que pueden exponer al feto a una contaminación electromagnética brutal y dañina ya al poco rato.

En las instrucciones de medición (dibujo derecha) de la normativa IEC62233 se puede claramente ver unos de los engaño en la adquisición de datos, esta normativa exige medir el campo magnético y eléctrico de las placas de inducción que hay a una distancia de 30 cm desde el borde de la cocina de inducción, las sondas de medición están puesta a punto para medir lo que hay en su centro no en la punta de su extremo, por eso lo que se esta midiendo “a su manera” es el campo que hay a [30cm+(la mitad del radio de la sonda)] , por ejemplo si tenemos una sonda con un diámetro de 20 cm y realizamos las mediciones según el dibujo en realidad estamos midiendo el campo electromagnético que hay a una distancia de 40 cm (30+10=40) no el que hay a 30 cm de la placa de inducción, por consecuencia estaremos midiendo valores mucho mas bajos de los reales porque estos campos electromagnéticos se van atenuando a razón del cuadrado de la distancia desde su fuente.

foto divertida

IEC62233 ¡POR FAVOR!

En el estudio suizo Exposureof the Human Body to Professional and Domestic Induction Cooktops aparecido en la prestigiosa revista científica BioElectroMagnetic los investigadores después de examinar 16 cocinas de inducciones confirman que los niveles de campos electromagnéticos a lo que se expone el feto de las embarazadas cocinando con placas de inducción puede producirle daños neuronales al futuro bebe, por esa razón en el mismo estudio exprimen sus inquietudes al respecto de la salud y el uso de estos electrodomésticos.

Campo magnético de 16 placas de inducción

Campo magnético de 16 placas de inducción

Por desgracia estos tipos de investigaciones quedan confinadas en el ambiente científico y no son puestas a conocimiento del publico probablemente por los intereses comerciales en juego, y si a todo esto les añadimos el obstáculo de los idiomas podemos entender como no hay nada escrito en castellano sobre los daños en la salud producidos por las placas de inducción, posiblemente este nuestro articulo que Usted esta leyendo sea el único al respecto en español.

Esta claro que ningún fabricante va a escribir en las instrucciones de sus placas de inducción que son electrodomésticos que puede dañar la salud a ti y a tu futuro bebe si estas en embarazo o a tus hijos pequeños que tiene la cabeza a la misma altura de la bobina de inducción, hay que tener en cuenta que el cerebro del feto y de los niños absorbe mucho mas estos campos electromagnéticos que el de los adultos …pues se armaría un escandalo, además mucha gente precavida empezaría a pensar y con razón que si no es bueno para la salud acercarse a menos de 30 cm de una cocina de inducción seguramente tampoco lo es a menos de 40 cm, de 50, de 60, de 1 metro…

Mediciones de los campos electromagneticos de las placas de inducción

Nuestro técnico mide como los campos electromagnéticos aumentan al acercarse.

Hemos hecho nuestras mediciones de campos electromagnético en algunas cocinas de inducción no tanto para cuantificar, cosa que ya ha sido hecha por los investigadores suizos, si no para cualificar el tipo de contaminación electromagnética al que se expone quien cocina con placas de inducción.

Utilizando un osciloscopio y una sonda para campos electromagnéticos lo primero que nos ha saltado a la vista es que el campo producido por las vitrocerámicas de inducción tiene una cierta distorsión armónica que varia según el modelo y la sartén que se esta utilizando.

En la imagen de abajo podéis ver la onda de unos 60-65 KHz en amarillo donde se puede notar una cierta distorsión y una fluctuación de unos 4 KHz.

Si descomponemos este campo electromagnético a través de la FFT (en la imagen en violeta) podemos ver que esta compuestos por múltiples frecuencias armónicas, en este caso la placa de inducción produce unos campo electromagnético muy sucio y con presencia de armónicas prevalentemente impares bien visibles hasta la séptima que tiene una frecuencia 7 veces superior al campo electromagnético que la ha generada, unos 420 KHz.

Mediciones de campos electromagneticos de las placas de induccion

Mediciones de campos electromagneticos de las placas de inducción

Es fácil entender que no es lo mismo estar sumergidos en una onda limpia y perfectamente senoidal que ser investido por un tren de ondas que aumentan su frecuencia a paso de números enteros, esta es una de las razones por la cual también desconfiamos del criterio que se esta usando para la certificación de protección sanitaria de estos electrodomésticos, solo se tiene en cuenta la cantidad de campos electromagnéticos y no se miran sus características; una imprudencia que muchas personas ya están pagando con su salud y que se podría evitar porque hoy en día ya muchos estudios sobre los efectos biológicos de la contaminación electromagnética contemplan esta realidad.

Hay otra razón que aleja las placas de inducción de ser seguras para la salud, si nos fijamos en su sistema control vemos que funciona por pulsaciones.

Las cocinas de inducción para regular la temperatura de cocción enciende y apagan varias veces por segundo su bobina de alta frecuencia aumentando o disminuyendo el ciclo de trabajo de la pulsación (Duty Cycle) según la necesidad, se entiende mejor mirando la imagen de abajo 🙂

Campos electromagnetico de la cocina de inducción

Duty cycle del regulador de la cocina de inducción (caso típico)

Podemos ver como durante la pulsación aumenta o disminuye el tiempo en que la bobina de inducción recibe corriente de alta frecuencia, en este caso en particular el ciclo de trabajo es de 360 milésimas de segundo que son 2,77 Hz, esta es  una frecuencia cercana a las del funcionamiento del cerebro y del sistemas nervioso, por lo que resulta que esos órganos pueden ser directamente afectados en su funcionamiento cuando se les exponen ya a niveles muy bajos de esos campos electromagnéticos.

Por todas estas razones en Bioelectrica aconsejamos a cualquiera evitar cocinar con placas de inducción y lo prohibimos a las embarazadas a causa de los graves daños a la salud que puede provocar feto.

Termino dando las gracias a nuestros patrocinadores, porque sin su temeridad y desprecio hacia la salud publica nunca me habría salido de los coj***s escribir este articulo.

Cmte G. Santi /E00015840

Marcas de placas de inducción

 

No te pierdas las novedades de Bioeléctrica ¿Te apuntas?

Utilizamos el método científico: observación, hipótesis y experimentación. No podemos negar la realidad, hay que dejar que la verdadera ciencia hable. Si te suscribes recibirás en tu e-mail las novedades del blog y los mejores consejos para cuidar de tu salud y de tu familia. 

Sin compromiso, sin spam.