daños a la salud producidos por los campos electromagneticos de los contadores inteligentes

Contadores inteligentes: un riesgo para la salud

Con la adecuación a nivel europeo de las líneas eléctricas españolas han aparecido en la red eléctrica los nuevos contadores inteligente PLC (Power Line Carrier).

Los nuevos contadores de la luz se comunica a través de la red eléctrica con señales de altas frecuencia (40-90 KHz) que de manera abusiva y innecesaria circulan también en el cableado de las instalaciones eléctrica de los hogares y en cualquier electrodoméstico conectado a red.

Ya en los años 80 muchos estudios de medicina laboral pusieron en evidencia los efectos en la salud de los campos electromagnéticos a estas frecuencias.

Se vio que el personal informático expuestos a esos campos electromagnéticos, generado por los monitores de tubo catódico, mostraba  deficiencias inmunitarias y un cuadro patológico característico.

Por esa razón se promovió la tecnología de las pantallas planas y se impusieron normativas como la TCO y la MPR que limitan las emisiones de estas altas frecuencias a niveles ínfimos y se solucionó temporalmente el problema.

Digo temporalmente porque los mismos campos electromagnéticos han vuelto a aparecer en nuestras vidas, inyectados por los contadores inteligentes PLC en los hogares donde vivimos a través de la instalación eléctrica.

Lo primero que podemos hacer para reducir la exposición a estos campos electromagnéticos es alejarnos de las fuentes que los generan, en este caso los cables eléctricos y los electrodomésticos enchufados.

¿Pero que distancia hay que mantener?

Se podría calcular la distancia a la que estos campos electromagnéticos tengan una inducción de corriente “soportable” para el cuerpo humano a través de modelos matemáticos muy complejos, poco manejables en la realidad y no aptos para el publico en general.

Además los medidores de campos electromagnéticos actualmente en comercio dedicados a la bioconstrucción no pueden ver pulsos tan rápidos como los en cuestión (11 milésimas de segundo) porque tienen tiempos de reacciones mucho mas largos (un par de segundos) y solo sirven para ver frecuencias continuadas en el tiempo.

medicion de campos electromagneticos de los nuevos contadores inteligentes plc

Pulsaciones de los contadores inteligentes al al osciloscopio

Por esas razones volvemos a hacer brillar la formula empírica del Numero de Santi o N/S, que nos ofrece un parámetro directamente relacionado con la inducción electromagnética.

Para saber en cada momento a que nivel de inducción N/S estamos expuesto podemos simplemente multiplicar la intensidad de campo por la frecuencia.

Eso porque’ las corrientes eléctricas  que circularan en nuestro cuerpo cuando nos exponemos a CEM dependen de la variación en el tiempo del mismo campo electromagnético, resumiendo a mas intensidad de campo corresponde mas variaciones y a mas frecuencia mas rapidez.

Bien, dicho eso vamos a calcular el N/Sa (Numero de Santi absoluto) de la tensión de red y de las altas frecuencias de las señales de los contadores inteligentes.

*Para la luz será:

220 Voltios multiplicado por los 50 Hz de frecuencia = 11.000 N/Sa

*Para las señales de los contadores inteligentes PLC será:

2 Voltios multiplicado 65.000 Hz de frecuencia media = 130.000 N/Sa

Podemos notar a primera vista como la señal del contador inteligente aun siendo de solo 2 Voltios produce un campo electromagnético casi 12 veces mas inductivo y claramente en la misma proporción mas dañino para la salud, debido a que a la misma distancia de una fuente inducirá mucha mas corrientes circulatoria (inducida) en nuestro cuerpo que el campo electromagnético de la tensión de red.

Pero todavía no hemos llegado a cual debería ser una distancia aceptable para la salud; para eso recurrimos a los estándares de la arquitectura ecológica alemana que nos dicen que nuestro cuerpo puede “aguantar” un campo eléctrico de 10 V/m (Voltios al metro)  de 50 Hz o lo que corresponde a un N/Sr (Numero de Santi relativo) de 500.

Para evitar una laboriosa matemática con muchas variables desconocidas y como muchos electrosensibles tienen un medidor de baja frecuencia, vamos a hacer lo siguiente:

Contadores inteligentes medicion de altas frecuencias

Esta lampara emite 10 V/m a 50 Hz a 72 cm de distancia, la nueva distancia de seguridad son 2,5 metros

Pillamos nuestro medidor de campos electromagnéticos y nos acercamos a una fuente de electrosmog por ejemplo un cable o un electrodoméstico  y nos paramo justo cuando nos da una lectura de 10 V/m, a este punto tomamos medida de la distancia a la que se encuentra el medidor con respecto a la fuente.Los campos electromagnéticos se atenúan con el cuadrado de la distancia desde la fuente emisora.

Dicho esto es suficiente multiplicar la medida que hemos tomado anteriormente por la raíz cuadrada de 12 (que es 3,46) para saber a que distancia volveremos a estar a un N/Sr cercano a 500 y en consecuencia a evitar corrientes inducidas perjudiciales para la salud de nuestro cuerpo.

Terminando, se puede afirmar que la distancia saludable a mantener de los cables en tensión y de algunos electrodomésticos ha de ser aumentada por lo menos 3,46 veces cuando queden instalados los  nuevos contadores inteligentes PLC.

 

No te pierdas las novedades de Bioeléctrica ¿Te apuntas?

Utilizamos el método científico: observación, hipótesis y experimentación. No podemos negar la realidad, hay que dejar que la verdadera ciencia hable. Si te suscribes recibirás en tu e-mail las novedades del blog y los mejores consejos para cuidar de tu salud y de tu familia. 

Sin compromiso, sin spam.